El primer paso es tratar el problema subyacente, el reflujo venoso.

Paso 1: El Problema Subyacente

El primer paso es tratar el problema subyacente, el reflujo venoso. El

page2image50495600 patrón específico de reflujo venoso es detectado por ecografía. El reflujo venoso por lo general empieza en las venas safenas. Las venas safenas se tratan con mayor eficacia con procedimientos de ablación. Esto implica colocar un pequeño catéter dentro de la vena y utilizar calor o una solución para producir lesiones y eventualmente el cierre de la vena. Los tratamientos utilizados

con mayor frecuencia para las venas safenas son la ablación por radiofrecuencia (ARF), la ablación con láser, la ablación mecánico-química (MOCA o Clarivein) y, en algunos casos, la Espuma Varithena. La recomendación de tratamiento es personalizada, en función de la localización del reflujo y otros factores clínicos.

Paso 2: Venas Varicosas

page2image50495488Después de corregir el reflujo de la vena safena subyacente, las venas protuberantes (venas varicosas) pueden ser tratadas inyectando un medica- mento en forma de espuma que las hará cicatrizar y eventualmente disolverse (escleroterapia con espuma) o extirparlas mediante pequeñas incisiones. El método más común es la escleroterapia con espuma. Es también conocida como escleroterapia con espuma guiada por ecografía (EEGE).

Paso 3: Arañas Vasculares

El tratamiento de las arañas vasculares siempre ha sido considerado un procedimiento estético. Si la mejora estética es un objetivo del tratamiento, asegúrese de discutir esto con su médico y planee realizar un tratamiento estético como último paso. El tratamiento de las arañas vasculares se realiza mediante escleroterapia, que es la inyección de un medicamento líquido en las arañas vasculares. La mayoría de los pacientes tienen un promedio de 3 sesiones de tratamiento. Pídale a su proveedor una estimación sobre cuántas sesiones de tratamiento/viales serán necesarios para obtener los resultados que desea.

page2image50510272 page2image48577344