¿Qué Es La Enfermedad Por Reflujo Venoso?

La enfermedad por reflujo venoso también es conocida como estasis venosa o insuficiencia venosa. La enfermedad por reflujo venoso se refiere a las “válvulas dañadas” en las venas de las piernas. El reflujo puede ocurrir en las venas profundas y/o superficiales de las piernas. Las venas profundas son aquellas que se encuentran en el interior del músculo; retornan al menos el 80-90% de la sangre de las piernas al corazón. Las venas superficiales se encuentran por fuera del músculo y debajo de la piel. Las principales venas superficiales son la Vena Safena Mayor que recorre la mitad del muslo y la pantorrilla y la Vena Safena Menor, que recorre la parte posterior de la pantorrilla. Normalmente, existen válvulas unidireccionales dentro de las venas de las piernas, que ayudan a dirigir el flujo sanguíneo en una dirección: hacia el corazón. Esto significa que la sangre realiza su recorrido contra la gravedad. El músculo de la pantorrilla también ayuda a movilizar la sangre hacia el corazón. Cuando las válvulas venosas se encuentran dañadas, la sangre fluye hacia atrás (reflujo) en dirección a los pies. La sangre se acumula en la parte inferior de las piernas, causando venas protuberantes en la superficie. Los síntomas incluyen pesadez, fatiga y dolor en las piernas, hinchazón de los tobillos, flebitis (venas inflamadas y dolorosas), piernas inquietas por la noche y calambres nocturnos. La enfermedad por reflujo venoso es progresiva y empeora con el tiempo. La piel también puede presentar cambios, incluido el oscurecimiento de la piel alrededor de los tobillos. El oscurec- imiento de la piel a veces se conoce como cambios en la piel por estasis venosa. La piel puede volverse seca y producir picazón (eccema venoso). Eventualmente, la piel puede romperse provocando una herida, llamada úlcera venosa de la pierna.